Tanto el día del bien como el día de la adversidad están en las manos de Dios.

1. Dios hiere al hombre y Sus manos lo curan.

2. Los golpes de la Mano de Dios.

3. El día del bien o el día de la adversidad del hombre están en las manos de Dios.

4. Dios cura las heridas de los moradores del pueblo elegido.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1. Dios hiere al hombre y Sus manos lo curan.

"Yo hiero, y yo sano;"

(Deuteronomio 32:39) "Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Deuteronomio 28:28) “Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu;”

(Job 5:17-18) "17 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga;
Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso.
18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará;
El hiere, y sus manos curan."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

"Porque las saetas del Todopoderoso están en mí, Cuyo veneno bebe mi espíritu; Y terrores de Dios me combaten."

"Diré a Dios: No me condenes; Hazme entender por qué contiendes conmigo. ¿Te parece bien que oprimas, Que deseches la obra de tus manos,"

"Dios ha enervado mi corazón, Y me ha turbado el Omnipotente."

"Vive Dios, que ha quitado mi derecho, Y el Omnipotente, que amargó el alma mía,"

"Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí."

"Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males,"

(Job 6:4-10) "4 Porque las saetas del Todopoderoso están en mí, Cuyo veneno bebe mi espíritu; Y terrores de Dios me combaten.
5 ¿Acaso gime el asno montés junto a la hierba?
¿Muge el buey junto a su pasto?
6 ¿Se comerá lo desabrido sin sal?
¿Habrá gusto en la clara del huevo?
7 Las cosas que mi alma no quería tocar, Son ahora mi alimento.
8 !!Quién me diera que viniese mi petición, Y que me otorgase Dios lo que anhelo,
9 Y que agradara a Dios quebrantarme; Que soltara su mano, y acabara conmigo!
10 Sería aún mi consuelo,
Si me asaltase con dolor sin dar más tregua,
Que yo no he escondido las palabras del Santo."

(Job 10:2-4) "2 Diré a Dios: No me condenes; Hazme entender por qué contiendes conmigo.
3 ¿Te parece bien que oprimas, Que deseches la obra de tus manos,
Y que favorezcas los designios de los impíos?
4 ¿Tienes tú acaso ojos de carne? ¿Ves tú como ve el hombre?"

(Job 13:21) “Aparta de mí tu mano, Y no me asombre tu terror.”

(Job 23:15-17) "15 Por lo cual yo me espanto en su presencia; Cuando lo considero, tiemblo a causa de él.
16 Dios ha enervado mi corazón, Y me ha turbado el Omnipotente.
17 ¿Por qué no fui yo cortado delante de las tinieblas, Ni fue cubierto con oscuridad mi rostro?"

(Job 27:1-6) "1 Reasumió Job su discurso, y dijo:
2 Vive Dios, que ha quitado mi derecho, Y el Omnipotente, que amargó el alma mía,
3 Que todo el tiempo que mi alma esté en mí, Y haya hálito de Dios en mis narices,
4 Mis labios no hablarán iniquidad, Ni mi lengua pronunciará engaño.
5 Nunca tal acontezca que yo os justifique; Hasta que muera, no quitaré de mí mi integridad.
6 Mi justicia tengo asida, y no la cederé; No me reprochará mi corazón en todos mis días."

(Job 30:20-23) "20 Clamo a ti, y no me oyes; Me presento, y no me atiendes.
21 Te has vuelto cruel para mí; Con el poder de tu mano me persigues.
22 Me alzaste sobre el viento, me hiciste cabalgar en él, Y disolviste mi sustancia.
23 Porque yo sé que me conduces a la muerte, Y a la casa determinada a todo viviente."

(Salmos 42:7) "7 Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas; Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí."

(Salmos 71:18-21) "18 Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares,
Hasta que anuncie tu poder a la posteridad, Y tu potencia a todos los que han de venir,
19 Y tu justicia, oh Dios, hasta lo excelso.
Tú has hecho grandes cosas; Oh Dios, ¿quién como tú?
20 Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, Volverás a darme vida, Y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra.
21 Aumentarás mi grandeza, Y volverás a consolarme."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2. Los golpes de la Mano de Dios.

"Dé la mejilla al que le hiere, y sea colmado de afrentas."

"Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias;"

(Salmos 32:4) "4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano."

(Salmos 38:2) "2 Porque tus saetas cayeron sobre mí, Y sobre mí ha descendido tu mano."

(Salmos 39:8-10) "8 Líbrame de todas mis transgresiones; No me pongas por escarnio del insensato.
9 Enmudecí, no abrí mi boca, Porque tú lo hiciste.
10 Quita de sobre mí tu plaga; Estoy consumido bajo los golpes de tu mano."

(Job 5:18) "18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; El hiere, y sus manos curan."

(Job 13:21) “Aparta de mí tu mano, Y no me asombre tu terror.”

(Job 19:6-21) "6 Sabed ahora que Dios me ha derribado, Y me ha envuelto en su red.
7 He aquí, yo clamaré agravio, y no seré oído; Daré voces, y no habrá juicio.
8 Cercó de vallado mi camino, y no pasaré; Y sobre mis veredas puso tinieblas.
9 Me ha despojado de mi gloria, Y quitado la corona de mi cabeza.
10 Me arruinó por todos lados, y perezco; Y ha hecho pasar mi esperanza como árbol arrancado.
11 Hizo arder contra mí su furor, Y me contó para sí entre sus enemigos.
12 Vinieron sus ejércitos a una, y se atrincheraron en mí, Y acamparon en derredor de mi tienda.
13 Hizo alejar de mí a mis hermanos, Y mis conocidos como extraños se apartaron de mí.
14 Mis parientes se detuvieron, Y mis conocidos se olvidaron de mí.
15 Los moradores de mi casa y mis criadas me tuvieron por extraño; Forastero fui yo a sus ojos.
16 Llamé a mi siervo, y no respondió; De mi propia boca le suplicaba.
17 Mi aliento vino a ser extraño a mi mujer, Aunque por los hijos de mis entrañas le rogaba.
18 Aun los muchachos me menospreciaron; Al levantarme, hablaban contra mí.
19 Todos mis íntimos amigos me aborrecieron, Y los que yo amaba se volvieron contra mí.
20 Mi piel y mi carne se pegaron a mis huesos, Y he escapado con sólo la piel de mis dientes.
21 !!Oh, vosotros mis amigos, tened compasión de mí, tened compasión de mí!
Porque la mano de Dios me ha tocado."

(Job 30:21) "21 Te has vuelto cruel para mí; Con el poder de tu mano me persigues."

(Lamentaciones 3:1-32) "1 Yo soy el hombre que ha visto aflicción bajo el látigo de su enojo.
2 Me guió y me llevó en tinieblas, y no en luz;
3 Ciertamente contra mí volvió y revolvió su mano todo el día.
4 Hizo envejecer mi carne y mi piel; quebrantó mis huesos;
5 Edificó baluartes contra mí, y me rodeó de amargura y de trabajo.
6 Me dejó en oscuridad, como los ya muertos de mucho tiempo.
7 Me cercó por todos lados, y no puedo salir; ha hecho más pesadas mis cadenas;
8 Aun cuando clamé y di voces, cerró los oídos a mi oración;
9 Cercó mis caminos con piedra labrada, torció mis senderos.
10 Fue para mí como oso que acecha, como león en escondrijos;
11 Torció mis caminos, y me despedazó; me dejó desolado.
12 Entesó su arco, y me puso como blanco para la saeta.
13 Hizo entrar en mis entrañas las saetas de su aljaba.
14 Fui escarnio a todo mi pueblo, burla de ellos todos los días;
15 Me llenó de amarguras, me embriagó de ajenjos.
16 Mis dientes quebró con cascajo, me cubrió de ceniza;
17 Y mi alma se alejó de la paz, me olvidé del bien,
18 Y dije: Perecieron mis fuerzas, y mi esperanza en Jehová.
19 Acuérdate de mi aflicción y de mi abatimiento, del ajenjo y de la hiel;
20 Lo tendré aún en memoria, porque mi alma está abatida dentro de mí;
21 Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré.
22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.
25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.
26 Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.
27 Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.
28 Que se siente solo y calle, porque es Dios quien se lo impuso;
29 Ponga su boca en el polvo, por si aún hay esperanza;
30 Dé la mejilla al que le hiere, y sea colmado de afrentas.
31 Porque el Señor no desecha para siempre;
32 Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias;"

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3. El día del bien o el día de la adversidad del hombre están en las manos de Dios.

Dios es Quien permite los males y bienes a uno u otro, según Su Voluntad.

(Isaías 45:6-7) "6 para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo, 7 que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto."

(Eclesiastés 7:14) "14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él."

(Eclesiastés 9:12) "12 Porque el hombre tampoco conoce su tiempo; como los peces que son presos en la mala red, y como las aves que se enredan en lazo, así son enlazados los hijos de los hombres en el tiempo malo, cuando cae de repente sobre ellos."

(Eclesiástico 40:1-10) Las miserias de la vida humana
"1 Una penosa tarea ha sido impuesta a todo hombre y un yugo pesado agobia a los hijos de Adán, desde el día que salen del vientre materno, hasta el día que retornan a la madre común.
2 Les da mucho que pensar y los llena de temor la ansiosa expectativa del día de la muerte.
3 Desde el que está sentado en un trono glorioso hasta el humillado en el polvo y la ceniza;
4 desde el que lleva púrpura y corona hasta el que va vestido miserablemente, sólo sienten rabia y envidia, turbación e inquietud, miedo a la muerte, resentimiento y rivalidad; 5 y a la hora en que cada uno descansa en su lecho, el sueño de la noche perturba sus pensamientos.
6 Descansa un poco, casi nada, y empieza a debatirse como en pleno día,
agitado por sus propias pesadillas, como quien huye de un campo de batalla.
7 En el momento de sentirse a salvo, se despierta y ve con sorpresa que su temor era infundado.
8 Esto le toca a todo ser viviente, sea hombre o animal, pero a los pecadores, siete veces más:
9 muerte, sangre, rivalidad y espada, adversidad, hambre, destrucción y flagelo.
10 Todo esto fue creado para los impíos, y a causa de ellos sobrevino el diluvio."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Eclesiástico 40:24) "24 Los hermanos y los bienhechores son útiles en la adversidad, pero más todavía salva la limosna."

(Proverbios 12:21) "21 Ninguna adversidad acontecerá al justo;
Mas los impíos serán colmados de males."

(Eclesiastés 8:5) "5 El que guarda el mandamiento no experimentará mal; y el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4. Dios cura las heridas de los moradores del pueblo elegido.

"…el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó."

(Oseas 6:1-2) "1 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará.
2 Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él."

(Salmos 90:14-16) "14 De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.
15 Alégranos conforme a los días que nos afligiste, Y los años en que vimos el mal.
16 Aparezca en tus siervos tu obra, Y tu gloria sobre sus hijos."

(Salmos 147:2-3) “2 Jehová edifica a Jerusalén; A los desterrados de Israel recogerá.
3 El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas."

(Isaías 30:26) "Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó."

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

(Job 5:17-19) "17 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga;
Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso.
18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; El hiere, y sus manos curan.
19 En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal."

Anuncios